20 de Febrero del 2015
Una historia carnavalera
Una historia carnavalera

Celebraciones en Ecuador

zoila paredes

Francia, Perpignan

Quería compartir una historia que leí hace poco de un amigo que me hizo reír mucho y que me llevo al tiempo exacto en que se inspiró. 

Vengan! Vengan a Ecuador a pasar carnaval.

Por Eduardo Salommon Hurtado


"Hace mas de medio siglo, la doctrina civilizadora incompleta, la gente todavía sin zapatos y el analfabetismo en todas las clases. Los feriados con celebraciones exóticas. El carnaval, feriado con culillo; salir de la casa un riesgo; el pánico guardaba a muchos en su casa, peligro exponerse a los caminos llenos de emboscadas carnavaleras. En casa, preparando las municiones para el asalto; "Déjalas, no toques! - le decía a mi hermano mientras condonescamente colocaba el cuello de la vejiga en la boca de la válvula de agua para llenar el globo al punto máximo de reviente; con los dedos de una mano sostenía el globo de su cuello y con la otra mano lograba hacer el nudo. "Ya tengo treinta vejigas!, vamos!". El balde con un arsenal de misiles, globos llenos de agua y de colores rojos, verdes, amarillos, azules; en la funda venían cien. Sentía la producción de saliva abundante, ėl instinto cazador, la mente pensando en puntería, disparar y no fallar; las mandíbulas mascando un poquito de maldad y sadismo. Un feriado socialmente instituido de guerra avisada. Desde ventanas y balcones, bien ubicados los francotiradores carnavaleros esperando a cualquier mortal; los baldes de las camionetas aprovisionadas con suficiente artillería: globos, talco y tanques de agua para recargar las basukas y disparar chorros de agua hasta seis metros de distancia. "Allá viene un carro! Gritaba uno de los mercenarios" cada uno cogia tres a cuatro vejigas, dejando un brazo de pitcher.... "Je je je...a estos hijoes les pego en el blanco!" Se acercaba el vehículo, la mayoría de vehículos de la época sin aire acondicionado, con vidrios abajo, tres en el asiento de adelante y seis en el trasero; "se jodieron!" Y como desgraciados les caíamos con docenas de globos disparados para que entren como proyectiles por las ventanas del carro que al mínimo contacto explotaban y chispeaban agua en todas las direcciones. "Vejiga cojuda! Se reventaba en el aire!"; y por las mismas- en menos de un minuto lanzaba los otros cuatro que tenía en el otro brazo. "Dale! dale! Mételo por la otra ventana! Trae un balde de agua! Échales! No falles! Aquí nadie se salva carajo! Seguía el carro su curso,  empapados!" y la felicidad ignorante nos invadía con carcajadas; inmediatamente todos a recargarse nuevamente. "Que emboscadas! Que sentimiento mas maldito!" La salvajada herencia de genes de tribus posiblemente "germánicas-bárbaras" socializadas en nuestro bello Ecuador. La embarrada de la cabeza y cara con talco típico de las momificaciones egipcias; los mas malos tirando: huevos,tomates, lodo, agua sucia y hasta meado. Vengan! Vengan" a pasar carnaval al Ecuador y verán que les pasa..". Y así pasábamos el lindo carnavalito, recordando la salvajada que corría en nuestra sangre. Disfrútenlo estén donde estén. Saludos. Eduardo Salomón


0 people loved this

¿Te gustó lo que viste?

Suscríbete en el newsletter de Vivir Ecuador para recibir más artículos como este.

Más publicaciones

madbrain - puño

24 de Septiembre del 2014

guano, capital artesanal del ecuador

21 de Agosto del 2014

con mi corazón en yambo

30 de Agosto del 2014

Todos los derechos reservados.