28 de Septiembre del 2015
5 cosas que todo ecuatoriano tiene que hacer antes de morir
5 cosas que todo ecuatoriano tiene que hacer antes de morir

Cosas que hacer en Ecuador

nate river

España, Pamplona


  1. Probar la comida típica de cada ciudad

Ecuador es uno de los países más pluriculturales y pluriétnicos del mundo, y como es de esperar, tenemos una increíble diversidad culinaria. Incluso Anthony Bourdain y Andrew Zimmern han recorrido el Ecuador de cabo a rabo, impresionados por el encocado de jaiba de Esmeraldas, los jugos de sal en Chimborazo, el cuy de Cuenca, el repe de Loja, el hornado de Quito, el tigrillo de Zaruma, el majarisco de Puerto Bolívar, el yahuarlocro de Riobamba, el llapingacho de Alausí, el cebiche de Jipijapa, las humitas de San Roque, el pan de yuca de Manta, el encebollado de Guayaquil, Maitos en Puyo entre centenares de platos. Si eres ecuatoriano y no has probado al menos los anteriores, ya sabes por dónde empezar.


        2. Ir a un temazcal

Parte de la experiencia de ser ecuatoriano, es experimentar sus raíces culturales y creencias ancestrales. Los Temazcales o casas de vapor son una forma milenaria de curación mediante baños de vapor, practicados en todo el continente. En Ecuador, el líder de la ceremonia vierte agua sobre piedras al rojo vivo con plantas medicinales para producir vapor con infusiones. Es muy saludable respirar dentro del vapor, muy similar a como ocurre en un baño turco. La casa de vapor o el Temazcal es una metáfora para el vientre de la Pachamama o Madre Tierra y los participantes literalmente son sus hijos, que han sido fecundados por el Sol, representado por las piedras al rojo vivo. Es una ceremonia antiquísima y vale la pena. En el Puyo en el Hotel Ecopark lo encuentras.

 

       3. Visitar el Yasuní o el Cuyabeno

Pocos ecuatorianos se aventuran a ir a la Amazonía. No todos están dispuestos a abandonar su zona de confort urbano para desconectarse por completo del sistema. Aunque luego de conocer la verdadera biodiversidad del Ecuador y pasar un par de días en la selva, no vas a ver el mundo de la misma forma. Incluso, no vas a poder conciliar el sueño de la misma forma por un tiempo debido al ruido de la ciudad comparada con la tranquilidad de la selva. ¿Delfines rosados? Listo. ¿Alimentar Pirañas? Check. ¿Comer Hormigas con sabor a limón? Rico. ¿Conocer las tribus ancestrales? No hay palabras.


        4. Disfrutar de las fiestas populares

Haber participado de las celebraciones en varias regiones es esencial. Vivir el Inti Raymi, La Mama Negra, el Rodeo Montubio, entre muchísimas otras fiestas populares. ¡Disfrutar de los Castillos y de las bandas de pueblo! Probar la guagua de pan con colada morada durante el Día de Los Muertos, la fanesca durante la Semana Santa. Y por supuesto… ¡Bañar a todos los incautos con espuma y agua en Carnaval! O con huevos y tinturas en el carnaval de Guaranda.


         5. Recorrer las Islas Galápagos

¿Sea World? ¿Busch Gardens? Ja, ja, ja por favor… Las Islas Galápagos, además de haber sido la inspiración de Charles Darwin, son un paraíso terrenal. Todo ecuatoriano que haya tenido la suerte de ir a Galápagos te puede decir que en estas islas se siente la magia sobre y bajo el mar.


2 people loved this

¿Te gustó lo que viste?

Suscríbete en el newsletter de Vivir Ecuador para recibir más artículos como este.

Más publicaciones

Todos los derechos reservados.