05 de Agosto del 2014
Ensayista y narrador ecuatoriano, Benjamín Carrión
Ensayista y narrador ecuatoriano, Benjamín Carrión

Personajes Ecuatorianos

jacqueline mejia

España, Granada

Benjamín Carrión, el gran suscitador de la cultura ecuatoriana, nace en Loja, escritor, político, diplomático y promotor cultural ecuatoriano. Estudiando abogacía en la Universidad Central participa en “Los Juegos Florales” de 1918, en poesía, y gana el Jazmín de Plata con “Romance antiguo” y la flor natural con “Confesión lírica”.

Se desempeñó en varias funciones en el servicio público y privado, incluyendo los cargos de Ministro de Educación, legislador, diplomático en diversos países de Europa y América, presidente del Tribunal Electoral, director del periódico El Sol, profesor de la Universidad Central del Ecuador, periodista y más.

Promociona y dar a conocer en Francia a Joaquín Gallegos Lara, Enrique Gil Gilbert y Demetrio Aguilera Malta, lo que da comienzo a la literatura ecuatoriana del Realismo Social.

En 1944, en el gobierno de Velasco Ibarra, prepara la Ley y Estatutos de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, que será creada el 9 de agosto y se convirtió en su primer presidente y fundador. Desde allí, promocionará a jóvenes escritores, en especial de la generación de los años treinta. Hoy en día La Casa de la Cultura ecuatoriana lleva su nombre “Benjamín Carrión”, reconociendo y rememorando su trayectoria.

Su creación literaria es extensa e incluye obras como: Los creadores de la Nueva América (Paris, 1928); El desencanto de Miguel García (Paris, 1928); Mapa de América (1931); Atahualpa (México, 1934); Índice de la poesía ecuatoriana contemporánea (1937); Cartas al Ecuador (1943); El nuevo relato ecuatoriano (1951); San Miguel de Unamuno (Quito, 1954); Santa Gabriela Mistral (Quito, 1956); García Moreno, el santo del patíbulo (México, 1959); ¿Por qué Jesús no vuelve? (Quito, 1963); El cuento de la Patria (Quito, 1967); Raíz y camino de nuestra cultura (Cuenca, 1970); José Carlos Mariátegui, el precursor, el anticipador, el suscitador (México, 1976), Plan del Ecuador (Guayaquil, 1977) y América dada al diablo (Caracas, 1981).

Esta figura emblemática de la cultura ecuatoriana del siglo XX, muere en 1979.

Concluimos con una de sus frases célebres “Si no podemos, ni debemos, ser una potencia política, económica, diplomática y menos ¡mucho menos! militar, seamos una gran potencia de cultura, porque para eso nos autoriza y nos alienta nuestra historia”.


Foto: http://www.ccbenjamincarrion.com/

637 people loved this

¿Te gustó lo que viste?

Suscríbete en el newsletter de Vivir Ecuador para recibir más artículos como este.

Más publicaciones

national geographic en ecuador

15 de Diciembre del 2015

seco de chivo

25 de Agosto del 2014

manú - the prince

28 de Agosto del 2014

Todos los derechos reservados.