05 de Agosto del 2014
Visitando el Oriente y describiendo su grandeza
Visitando el Oriente y describiendo su grandeza

Amazonía

Solo se necesita ver la grandeza de sus ríos y las vastas hojas de sus árboles para comenzar a sentir la mágica seducción del Oriente; luego, uno comienza a limpiarse los ojos para chequear si lo que se está viendo es real: las nubes naranjas debido a la radiante luz del sol, las frágiles canoas que luchan con la corriente y los sonidos de los anfitriones anónimos del bosque.

Hombres que guardan sus secretos ancestrales descubiertos por sus milenarios antepasados. Rutas rurales y ríos turbulentos. Calor y lluvia. Serpientes, pirañas y mosquitos, todo eso se encuentra en el oriente, un lugar donde la madre naturaleza ha obtenido un vestido verde para adornar la vida en sus más diversas formas.

La tierra del verde infinito nace desde las bajas colinas del Andes ecuatoriano. El clima aquí se identifica por su calor supremo y sus lluvias persistentes -con rayos y truenos- que hacen más grande el mito del río amazonas.

Caminar bajo la sombra de árboles gigantes, viajar por lugares fantásticos al lado de los ríos como el Napo. Esta región, la más larga con 855 kilómetros, es parte de una gran aventura que permite convertirse en un íntimo amigo de la naturaleza y aprender de la sabiduría de los nativos. Los niños de la tierra y del verde infinito.
2 people loved this

¿Te gustó lo que viste?

Suscríbete en el newsletter de Vivir Ecuador para recibir más artículos como este.

Más publicaciones

estudiar en el extranjero

01 de Septiembre del 2014

el pan de todos santos

07 de Septiembre del 2014

Todos los derechos reservados.