11 de Septiembre del 2014
Arte, cultura y tradición en la colina de Itchimbía
Arte, cultura y tradición en la colina de Itchimbía

Andes

jacqueline mejia

España, Granada

El parque Itchimbía, ubicado a 2.910 metros de altura, es uno de los miradores más grandes de Quito y ofrece una hermosa vista de 360 grados de la ciudad. Desde ahí se aprecia el Centro Histórico, la Cima de la Libertad, El Panecillo, Yaku, el Teleférico, parte de sus valles, las zonas norte y sur de la ciudad y con suerte en un día despejado se puede ver el nevado Cayambe.

Tiene una superficie de 54 hectáreas y podemos encontrar aproximadamente unas 400 variedades de flores, 40 especies de aves y un humedal. El parque cuenta con canchas deportivas, juegos infantiles, senderos, un reloj solar, un centro de información y otros atractivos para disfrutar en familia. La gente acude a practicar ejercicios, andar en bicicleta; por estar rodeado de la naturaleza se constituye en un referente para quienes desean pasar un momento de relax o realizar ejercicios.

Sobre la colina se encuentra el Centro Cultural Itchimbía, un espacio que fusiona arte, cultura y tradición. Su estructura fue fabricada en 1916 en Hamburgo, Alemania, y en 1920 fue instalado como Mercado en Santa Clara. La estructura tiene similitud con el famoso mercado de Las Halles, en París. En el 2004 fue restaurado y trasladado pieza por pieza al Parque Itchimbía como Centro Cultural. Los habitantes lo han bautizado como Palacio de Cristal.

El lugar ha servido además para exposiciones y eventos culturales de la ciudad, así como para presentaciones musicales celebradas en la explanada ubicada frente al edificio. El festival anual “Quito Fest”, el concierto de música alternativa más importante de Quito, se realiza allí desde 2005. También se realiza el evento “Rock en el Itchimbía”.

Se permite el ingreso al parque Itchimbía de lunes a domingo desde las 05:00 hasta las 17:00. La entrada no tiene costo. 


Foto: Hotu Matua

163 people loved this

¿Te gustó lo que viste?

Suscríbete en el newsletter de Vivir Ecuador para recibir más artículos como este.

Todos los derechos reservados.